viernes, 30 de marzo de 2012

FACTOR ÓPTICO DE REFRACCIÓN "AZUL"

  
Es un cambio de estructura de pluma que impide la manifestación fenotípica de la feomelanina, imprimiendo una luminosidad en las partes del plumaje donde no aflora el lipocromo. Igual que el factor intenso no deja asomar la feomelanina a través de la intensidad del lipocromo, el "azul" produce el mismo efecto que el intenso, pero en ausencia de lipocromo.
El intenso y el factor de refracción "azul" son dos estructuras de plumas diferentes, tanto en la apariencia externa (fenotípicamente) como en la transmisión genética (genotípicamente). El intenso se transmite de forma dominante, mientras que el factor de refracción "azul" es de forma recesiva.
El factor óptico de refracción "azul" no hace desaparecer la feomelanina del canario, sino que la esconde dentro del plumaje, por esa particular estructura de pluma. Estando los canarios portadores de "azul" inundados de marrón feomelánico en diversos grados, no impidiendo que en un posterior apareamiento con un canario "azul" puro aparezcan "azules" puros y portadores.
El canario ideal para expresar esta luminosidad en el plumaje es, por elección, el negro (tipo) de categoría mosaico, pues es el más difícil de conseguir, sin feomelanina entre el diseño de la espalda, sin intervenir esta nueva estructura de pluma. En consecuencia, los canarios negros mosaicos al tener la espalda sin lipocromo pueden lucir más el factor óptico de refracción "azul", sobre todo las hembras.
En la variedad de canarios en los que apareció por primera vez el factor de refracción "azul" fue en los ágatas rojos mosaicos, viéndose en España en el Nacional XXI de Crevillente, año 1985, en una hembra ágata rojo mosaico del criador D. Juan Sender, de Blanes (Gerona).
Esta hembra ágata rojo mosaico "azul" marcó un antes y un después en dicha variedad, pues era un canario que impactaba nada más verlo y dejaba atrás a los buenos ágatas rojos mosaicos que existían entonces. Estaba bien claro que por selección no se podía llegar a esa blancura en la espalda, y todo criador que quisiera sacar algo parecido tenía que meter en un criadero el factor óptico de refracción de esa hembra.
Después de conversar del tema con D. Juan Sender, me informó que se trajo esta raza del criador italiano Sr. Secondi, que ganó en el mundial de Piazensa, obteniendo otra con ¿94? Puntos en el Internacional de Reggio Emillia, según versión de D. Honorio Gimeno, Juez Internacional OMJ, de Barcelona, que estuvo presente en el enjuiciamiento de Reggio Emillia.
El "azul" conseguido a través del ágata rojo mosaico se fue pasando a todos los ágatas mosaicos amarillos y pasteles, con y sin factor. Los criadores de canarios se fueron acostumbrando a ver los ágatas mosaicos sin feomelanina y el interés de la nueva variedad fue decreciendo. No pensando que esta nueva estructura de pluma obtenida en el ágata mosaico se podía pasar a otras variedades de canarios que no fueran ágatas, como por ejemplo los negros mosaicos.
Por eso, no fue hasta que el Nacional FOCDE nº XXIX, del año 1993, en Osuna (Sevilla), donde apareció otra novedad del factor óptico de refracción "azul", pero esta vez en una hembra bronce mosaico "azul" que veía, y me gustó mucho, pues cuando pasaba con mis transportines de canarios para inscribirlos resaltaba de entre todos los canarios inscritos anteriormente, expuestos en una estantería repleta de jaulas para su posterior ordenamiento previo al enjuiciamiento.
La impresión que me dio al ver la bronce mosaico "azul" fue de semejanza con un ágata rojo mosaico, pero al acercarme se observaba la diferencia de oxidación en el diseño y las patas, pico y uñas de bronce, aunque aún tenía claras las patas. Yo cero que los primeros bronces mosaicos "azules" que surgieron fueron de apareamientos de bronces mosaicos clásicos con ágatas rojos mosaicos "azules", pues muchos de los machos bronces eran portadores de ágata.
Lo mismo sucedió con la siguiente variedad de los verdes mosaicos, pasando el "azul" del ágata mosaico al negro amarillo mosaico. Con esta nueva estructura de pluma, el verde mosaico "azul" ha ganado mucho en calidad, pues el diseño de las estrías dorsales aparece limpio de feomelanina , lo que anteriormente era imposible. Esto sucede desde el nacimiento de los pollos, pues en el nido nada más emplumarse se nota a simple vista el que es "azul" puro, del portador.
El gris "azul" es el último en llegar a mejorarse con esta nueva estructura de pluma, aunque parte con la ventaja de estar más conseguido en el tipo -negro-, pues se ha conseguido cruzando dos negros entre sí, ya alejados del ágata, como por ejemplo bronces mosaicos "azules" con grises dominantes o verdes mosaicos "azules" con grises dominantes, si el gris "azules" es dominante, o bronces mosaicos "azules" portadores de recesivo, en caso de que quisiéramos ir al gris azul recesivo.
De todos los canarios de tipo negro aa, el más espectacular de pollo es el gris az, pues nada más tirarse del nido enamora por su limpieza de feomelanina , que contrasta con el diseño de la estriaduras negras que inunda su plumaje, en ausencia total de lipocromo, sobre todo comparándolo con un hermano que sea portador de az.
El factor óptico de refracción "azul" del mosaico se puede sumar a otras estructuras de plumas como el intenso y el nevado. Después de tres años de pruebas, y habiendo fijado el "azul" en el canario verde y gris intenso, he llegado a la conclusión de que el intenso no necesita esta nueva estructura de pluma, pues solamente es visible cuando de pollo se comparan entre ellos; una vez mudados no se distinguen el "azul" intenso del portador. Donde es visible la estructura del "azul" es en los nevados, sobre todo en las hembras verdes o grises nevadas, que son por genética las más propensas a tener feomelanina entre las estrías dorsales.
Referente a la transmisión genética, hay división de opiniones, todas respetables, por ejemplo, Rafael Cuevas Martínez piensa que es carácter acumulativo, interviniendo varios genes (poligénico) que se pueden sumar. Honorio Gimeno Pelegrí, en su artículo "Il Azzurro", dice que es codomitante, igual que en su libro "La magia del color". Luis Serrano Iraola, campeón mundial de Ieper, José Antonio Ruiz Mendiola, reciente campeón mundial en Amiens, coincide conmigo en considerarlo de carácter recesivo y acumulativo por selección.
Para mí el "azul" tiene mucho futuro en todas las variedades de colores existentes de categoría mo. Como se está demostrando en los colores clásicos, ágata, bronce, verde, gris y en las mutaciones nuevas, topacio, eumo, onix y cobalto.
José Antonio Abellán Baños, Murcia, Febrero 2003
FUENTE:http://www.aviarioabellan.com                                                                                                                    





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada